Filtros de campanas Gutmann

El funcionamiento correcto y altamente eficiente de un sistema de extracción, depende de la combinación de todo tipo de componentes, pero en gran medida depende de la calidad de su filtro.

Por esta razón, GUTMANN ofrece dos tipos de filtros que se ajustan a las diferentes circunstancias, modelos y necesidades.

El primero, el filtro de condensación anti-grasa. Está diseñado para retener la grasa de manera eficiente, están compuestos por una estructura de 14 capas de aluminio de diferentes densidades, donde la mayor parte de la grasa se quedará alojada, y provistos de cintas magnéticas que garantizan el completo sellado del perímetro. Se recomienda lavar cada 14 días aproximadamente, dependerá del uso que le demos.

El segundo filtro, es el que se utiliza en la mayoría de las campanas Gutmann de recirculación. Para casas pasivas o para esas cocinas donde no tenemos salida de humos a la calle.

Los filtros de carbón activo cerámicos de Gutmann, están provistos de partículas de plata y cobre, lo que constituye un efecto antibacteriano e incrementa su grado de eficacia, 12 veces más alto, frente a los filtros de carbón activo convencionales. Están diseñados de modo que cambiarlos sea sencillo y rápido, sin necesidad del uso de herramientas.

Cuenta con un sistema de cubos filtrantes de carbón activo de última generación, que crean hasta 4000 canales de flujo paralelos, capturando grasa y los olores de forma muy efectiva, hasta en un 96%. Este sistema al separar el aire en multitud de canales, también actúa como silenciador reduciendo el sonido del paso del aire. Así que, además de eficiente, su diseño laminar consigue minimizar el ruido producido por el flujo de aire de la propia recirculación.

Como cualquier filtro de carbón, también se va saturando con cada uso. Pero aquí no será un problema porque, además, estos filtros de carbón activo se caracterizan, sobre todo, por su fácil regeneración en el horno y por su larga duración de vida útil. Aquí también hay que tener en cuenta el filtro metálico que comentamos antes, como es capaz de recoger la mayor parte de la grasa, menos se saturará este filtro cerámico.

La regeneración se realiza con un horno convencional, a una temperatura de 180-200ºC, durante 1-2 horas, se deberá regenerar cada 2 o 3 meses y tienen una vida útil de unos 3-5 años aproximadamente. Hay que tener en cuenta un dato importante, estos datos pueden variar dependiendo de cada caso particular. Nadie cocina la misma cantidad de veces, la misma cantidad de comida, ni tampoco la misma comida. Como siempre en estos productos, son datos estimados.

La mayor ventaja de los cubos de carbón es la relación entre la capacidad de filtrado, la eficiencia y la baja caída de presión. El resultado final es un filtro de alto rendimiento con bajo consumo de energía, bajo ruido y una alta vida útil.

Sin duda un producto de primer nivel y a tener en cuenta si necesitamos una campana de aire circulante. Con la unión de ambos filtros y la experiencia de Gutmann, sin duda tendremos una combinación ganadora.

 

Etiquetado , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies